Nunca un título fue más apropiado. La montaña descifra el desafío implícito para este proyecto: un terreno con una pronunciada pendiente que obliga a respetarla.

 

Es el último terreno del fraccionamiento Santa Anita tanto en su límite lateral como de fondo, eximiéndolo de vecindad alguna salvo la del bosque de La Primavera en su parte superior. Y sin embargo, caprichoso: pese a su generosidad en metraje, su frente hacía la calle es de apenas una docena de metros, condición que imperativamente insinuó el programa.

Por tanto ahí se acomodan cocheras y acceso peatonal, y al saber que esto queda así, no deja más que robarle los espacios a la montaña, recogiendo la voluntad del cliente y la inspiración del sitio.

Se enclava entonces la casa en la montaña haciendo su topografía habitable, de tal manera que el proyecto se basa en cuatro niveles: el primero correspondiente a los automóviles; el siguiente, a las áreas sociales (sala, comedor y cocina); el tercero a la recámara principal junto con un estar familiar; y finalmente el último nivel reservado a las dos habitaciones de niño y niña, contando con la vista más privilegiada al ubicarse en el punto más alto del terreno.

 

Dadas las características del programa, la casa aloja en su seno a uno de los espacios más queridos por la familia: la cava. Absolutamente encajada dentro de la montaña, esta guarda por ende todas las condicionantes para serlo: temperatura, humedad y luz controlada, a la vez que ofrece espacio para el wine bar y la capacidad de sumarse a las áreas públicas mediante una pieza retráctil.

 

Así y por esta connotación de terraceos que moderan la pendiente del terreno, la casa insertada en la montaña se convierte además en un mirador del paisaje del valle de Santa Anita, por lo que mirar desde afuera hacia la casa, es verla mimetizarse a la topografía; y vivirla desde dentro hacia fuera, es gozar de esta vista que observa el transcurrir del tiempo, la luz, el sol y la vegetación acorde a cada temporada y estación del año.

Ubicación: Fraccionamiento Club de Golf Santa Anita, Tlajomulco, Jalisco

Fechas: Proyecto: 2008

Obra: 2009

Autor: Agraz Arquitectos SC., Ricardo Agraz

Colaboradores:

Jessica Magaña

Alberto Tacher

Sara Tamez

Juan Antonio Jaime

Efraín Aguirre

Alejandro Saldaña

Construcción: Salvador Aguirre

Carpintería: Esteban Gutiérrez

Aluminio: Inplaco

Francisco J. García de Alba

Iluminación: Construlita, Sergio Talancón

Diseño Industrial: Cubo 3, Héctor Navarro

Pintura: Alejandro Pérez

Mármol: Rafael Ceja

Arte: Fernando Sandoval, Adrián Guerrero

Fotografía: Mito Covarrubias

Metraje: Área terreno: 983.88 m2

Construcción: 640 m2

agrazarquitectos.com