Con motivo de las celebraciones del 25 aniversario de la fundación del Colegio Nuevo Continente plantel Querétaro se desarrollo un plan maestro dividido en etapas con el fin de actualizar las instalaciones. Teniendo como premisas de diseño valores como la seguridad, versatilidad, movilidad y el confort para los estudiantes. La construcción y el remplazo de los edificios de manera paulatina  resulto ser uno de los rectores del proyecto debido al flujo de estudiantes a  albergar mientras sus propias escuelas son actualizadas. El primer reto consistió en re ubicar a 400 estudiantes y aprovechar recursos evitando construcciones provisionales por lo que la respuesta tendría que ser un edificio lo suficientemente elástico que permita crecer y decrecer en espacios de manera ágil y económica para después convertirse parte del programa final del colegio.

 

México hoy por hoy presenta problemas de obesidad tanto adulta como infantil muy importantes, es el tema mas relevante en términos de salud y la primera causa de muerte. Por lo que el primer edificio además de cumplir con un programa basado en la versatilidad de los espacios y las condiciones climatológicas del sitio  intenta responder a esta temática social emplazándose a un costado de la zona deportiva del colegio con el fin de motivar visualmente a la actividad física constante.

18

La primera pieza del plan maestro consta de una nave de 12 x 100 metros la cual aunada a las pastillas laterales alcanza los 2,700 metros cuadrados de construcción  dividido en dos niveles. La primera planta alberga los servicios de control y sanitarios así como un estacionamiento para directivos. El trazo vial insinúa lo que será un circuito que permita al alumnado ascender y descender del transporte de manera segura, cómoda y eficaz dentro de las instalaciones aliviando así las vías  de comunicación aledañas.

14

La segunda planta responde al reto de los nuevos modelos educativos proporcionando una galería de 100 metros de largo conformada por  4 mega aulas de 20 x 7metros  que se relacionan entre si por medio de sus vestíbulos y andadores laterales los cuales varían sus alturas entre 3.30 y 4.5 metros de altura, Cada una de ellas es fácilmente divisible  entre 2, 3 o 4 espacios sin perder sus propiedades de ventilación cruzada,  iluminación natural  y acceso independiente la cuales favorecen  y estimulan el aprendizaje  y la automotivación con respecto al conocimiento. Los andadores  absorben una doble función al recorrer todo el edificio en su perímetro convirtiéndose  en una grada natural para los eventos deportivos.

7

El edificio en su leguaje mantiene el tono monumentalista que caracteriza a la arquitectura mexicana y expone de manera enérgica su estructura en concreto la cual poco a poco se desvanece en su perspectiva frontal. El contacto con el entorno se mantiene presente por medio de sus ventanales de 2.70 metros de altura  y los toques cálidos en madera tropical de puertas, bancas y jardineras nos recuerdan a la madre tierra.

Arquitecto: Miguel Montor.

Colaboración  de diseño: Lorenzo Farfán

Diseño estructural: Sergio Ruiz De Velasco

Constructor: Juvencio Álvarez

Promotora: Fabric.

Fotografía: Alberto Moreno Guzmán.

Año: 2011.

Área del proyecto: 2400m2

Ubicación: Querétaro, Qro. México. / Prolongación Zaragoza No. 61, Col. Prados de la Capilla.