En Casa Virreyes los materiales orgánicos se unen a una formalidad de buen gusto, donde la elegancia no excluye a la hospitalidad.

 

2

Esta residencia cuenta con diversos espacios, desde gimnasio hasta un patio informal. Ezequiel Farca utilizó iluminación estratégica, telas, madera y acabados de mármol para lograr un equilibrio adecuado del orden y el confort en cada espacio. Asimismo, los vastos espacios verdes de la región se entrelazan con las calles de la ciudad y la zona residencial.

3

Además de exhibir la colección de fotografía contemporánea del cliente, Farca alternó el mobiliario local con piezas italianas contemporáneas de Minotti y B&B Italia, entre las que incluyó una mesa de cristal para el comedor. Las piezas minimalistas elevan con buen gusto el nivel de sofisticación de la casa, al tiempo que mantienen una atmósfera confortable.

11

El diseño culmina en la sala formal, que se extiende a un patio de mobiliario orgánico. Farca consigue atraer el exterior al interior por medio de un celosía de madera machiche de piso a techo y la colocación estratégica de macetones interiores.

15

El mobiliario exterior incluye los sofás y tumbonas Gervasoni, una lámpara de pie Modis y una mesa central cuadrada de mármol de grandes dimensiones.

 

Participación: arquitectura interior y diseño de interiores

Fecha y ubicación: 2007, Ciudad de México

Dimensión: 1,500 m2

Fotografía: Paul Czitrom

Ezequiel Farca