El pabellón de México inaugura su entrega con Echoes of a Land, exposición que reflexiona sobre un territorio de alta densidad y su estrecha relación con la arquitectura.

La rica geografía de México y cómo influye en los arquitectos a la hora de edificar construcciones se expone desde la XVI Bienal de Arquitectura de Venecia.

Dicha propuesta inauguró su pabellón en el Arsenal con el objetivo reflexionar sobre un territorio de alta densidad y su estrecha relación con la arquitectura.

“Entendemos que la arquitectura es de alguna forma un eco de ese espacio físico y territorial, donde ese territorio y esa geografía es una fuente de inspiración”, dijo Jorge Ambrosi, uno de los comisarios del pabellón mexicano.

A través de una serie de muros de piedra, se recogen 21 proyectos, los cuales, fueron seleccionados en una convocatoria que lanzó el Gobierno de México.

No obstante, la construcción visual de la exposición juega con los canones a los cuales estamos acostumbrados; el visitante no encontrará maquetas, ni dibujos o proyectos, sino una serie de muros grises que capturan el pensamiento creativo de las 21 construcciones que fueron levantadas en los últimos siete años.

Entre los edificios que expone Echoes of a Land se encuentra el de los Juzgados en Pátzcuaro, Michoacán, de los arquitectos Mauricio Rocha y Gabriela Carrillo o los miradores de Monterrey, Nuevo León, del grupo S-AR.

Finalmente, la curadora de la exposición puntualizó que:

“Lo que hemos hecho ha sido entender el muro como un medio de comunicación y también como una expresión material”