En la actualidad es común observar por nuestro paso en distintos puntos de la Ciudad fachadas de templos que, en algunos casos, son majestuosas, imponentes y dignos representantes de la historia de Nuevo León

El templo llamado “La Purísima” ubicado en el Centro de Monterrey, en las calles de Hidalgo y Serafín Peña, es una obra que ha cautivado desde su construcción, en 1941, por su estilo y diseño, por lo que se le considera una de las iglesias más importantes y representativas del Estado.

Resultado de imagen para La Purísima Monterrey,

José Raúl Mena Feifert, sacerdote y Encargado de Bienes Culturales de la Arquidiócesis de Monterrey, señaló que desde su construcción durante los años 40, la Purísima Concepción ha sido un referente arquitectónico a nivel nacional y mundial.

Resultado de imagen para La Purísima Monterrey,

“La construcción de la iglesia, hace más de medio siglo fue realmente una aventura debido a que el templo fue muy criticado por el estilo que se estaba manejando, muy revolucionario y adelantado a aquella época donde todos los templos tenían fachadas antiguas”, indicó el también ingeniero civil.

“Toda la gente más conservadora pensaba que era como un hangar de dirigibles, o sea, era realmente como un edificio industrial de mucho concreto y acero”.

Resultado de imagen para La Purísima Monterrey,

La Purísima y San José Obrero, mencionó Mena, son considerados monumentos arquitectónicos representantes a nivel mundial por su vanguardismo y estilo que conservan muy bien la historia del Nuevo León antiguo.