Una vez considerado el edificio más alto del mundo de 1998 a 2004, las Torres Petronas de César Pelli son un icono de la identidad cultural de Kuala Lumpur, Malasia. 

Las torres Petronas no sólo han puesto a Kuala Lumpur, Malasia, en el radar arquitectónico, sino que evocaron la riqueza de la cultura del país. Las torres no son simplemente reconocidas por su altura, también fueron los esfuerzos conceptuales de Pelli por incorporar motivos y símbolos islámicos en el proceso de diseño que influirían en el diseño y el detalle del edificio.

Resultado de imagen para torres petronas

Pelli utilizó el Rub el Hizb, un símbolo importante encontrado en muchas culturas islámicas, como una manera de generar la planta del edificio. El Rub el Hizb se caracteriza por dos cuadrados superpuestos, uno girado 45 grados, con un círculo inscrito en el centro. Pelli utilizó el símbolo como las huellas de ambas torres, dando por resultado dos torres extruidas de 8 puntos que reflejaban el arte islámico.

Resultado de imagen para torres petronas

En lugar de dejar el edificio como una simple extrusión de un símbolo preexistente que se encuentra en el arte y la cultura islámica, Pelli “festoneó” los puntos de partida para crear una estética más elegante y delicada que se encuentra en la mayoría de los motivos islámicos.

Resultado de imagen para torres petronas

Al elevarse el edificio a 452 metros, comienza a estrecharse hacia las antenas que se colocan en la parte superior de las torres. El estrechamiento está destinado a estabilizar las torres de forma estructural, pero también añade una elegancia y una poderosa posición en el horizonte de Kuala Lumpur. A diferencia de otros diseños de torres gemelas en el mundo que se independizan entre sí, hay una pasarela que conecta las dos torres en los pisos 41 y 42 de cada torre.

 

El puente une las dos torres, pero también conecta las empresas y actúa como un escape secundario en caso de incendio u otros incidentes. El puente es también el punto de acceso más alto para los visitantes, ofreciendo vistas de Kuala Lumpur.

Imagen relacionada

Como con la mayoría de los rascacielos, las fundaciones son extremadamente profundas; sin embargo, las torres de Petronas son un ejemplo exagerado de que tan profundas deben ser las fundaciones para un edificio de esa envergadura. Las torres Petronas se posan sobre la fundación más grande del mundo con 120 metros de profundidad, creando un bosque de zapatas de hormigón.

Debido a que los contratistas no estaban dispuestos a trabajar con una estructura de acero, las dos torres están construidas con hormigón armado de alta resistencia para reducir las vibraciones y tensiones estructurales debido a los fuertes vientos.

Resultado de imagen para torres petronas

Aunque las torres Petronas ya no son el edificio más alto del mundo, siguen siendo un icono arquitectónico para Malasia y han puesto la arquitectura y la cultura de la zona en el radar de todos. Aunque los rascacielos han llegado a ser más avanzados y han excedido el diseño de las torres de Petronas, las torres permanecen como un precedente inicial en el diseño de edificios super-altos.