Ciudad de México

Este proyecto es un Pabellón efímero que se construyó para el Expo CIHAC 2017 en la Ciudad de México. Una de las premisas importantes era que debería reflejar la solidez y grandeza de una marca líder en el mercado de grifería. Las medidas son; 14 metros de frente, 20 metros de fondo y 7 metros de altura.

Es un espacio semi-cerrado que busca aislar al visitante lo más posible de los distractores externos de la exposición y al mismo tiempo envolverlo en el mundo de la marca, donde recibe una comunicación directa de la filosofía de la misma, así como con los diferentes productos, además de tener también contacto directo con el personal de la empresa.

Se planteó un ingreso principal que tuviera un sentido monumental para acentuar la sensación de grandeza e importancia de la marca. Busca captar la atención del visitante por medio de una abundante iluminación y dimensiones bastante generosas. Se creó un pórtico desfasado hacia la izquierda, coronado por un elemento de techumbre a doble altura donde se aloja la iluminación. Este pórtico se compone de dos grandes muros que se dislocan, creando una especie de embudo, el cual capta la atención dirigiéndola a un espacio central rematado por una pantalla monumental que proyecta comunicación sobre la marca. El pórtico hace hincapié en la amabilidad ya que cuenta con una gran barra de recepción donde ocurre el primer encuentro con el personal de la empresa, se le da información y se le invita a un recorrido por la marca.

Un elemento importante a destacar es el color corporativo; el azul. Con este motivo uno de los grandes muros del ingreso se convierte en un muro azul, una especie de tótem que acentúa este color y habla de los reconocimientos y certificaciones que tiene la marca así como los premios obtenidos. Sobre el otro muro dislocado se alberga el logotipo de la marca madre, así como las dos marcas que son parte de este grupo.

El espacio central es a doble altura y lo corona un sistema de trabes en la parte alta que estructuran los muros perimetrales, es aquí donde se aloja la iluminación. Estas trabes delimitan el espacio, creando una sensación de amplitud y monumentalidad. En el segundo estrato de los muros a doble altura se dispone un área de comunicación, la cual habla de la filosofía de la marca haciendo énfasis en los diseñadores de cada línea, así como en el lanzamiento de la nueva campaña.

Un elemento importante del estánd es el color blanco, ya este tiene una mejor relación con las propiedades del producto así como un potente impacto visual sobre el visitante. Este se combina con acentos del color Azul corporativo, para que el cliente identifique dicha combinación de tonalidades, con la marca. Al mismo tiempo el color blanco produce un desmarcamiento de la competencia ya que hoy en día, la gran mayoría usa el negro y tonos oscuros.

El espacio central está rematado por un display donde se encuentra una serie de regaderas funcionales con un sistema de agua reciclada, acentuando la importancia del uso responsable del agua para la marca. El sonido del agua invade todo el estánd creando una sensación de tranquilidad y relajación,  acentuando el agua como elemento esencial de los productos.

El recorrido empieza por un área donde se encuentra el catálogo completo de productos así como los nuevos lanzamientos. Se propone una forma de exhibición que potencie las propiedades mismas del producto, resaltando el brillo del cromo y el acero, pero sin ser protagonista en sí mismo. Se crearon unas mesas de exhibición con una base de estructura metálica muy ligera, que soporta una cubierta translucida con iluminación interna, sobre la cual se muestran los productos, potenciando el brillo del cromo. También se propusieron exhibidores de pared con una abundante iluminación que es emitida desde los elementos verticales.

El recorrido continúa por un área donde se disponen ambientaciones espaciales para cada una de las líneas, creando un espacio de baño con las características que se sugieren para esta temporada, en cada una de las líneas. Para acentuar la sensación espacial de cada ambiente se dispusieron “ventanas” donde mediante cajas de luz con imágenes, sitúan el espacio en un contexto especifico, pudiendo ser desde algo muy urbano hasta un bosque.

Se creó un área para una activación denominada “Área Digital”, donde por medio de tecnología de realidad virtual el visitante tiene acceso al Show Room de la marca donde puede interactuar virtualmente con los productos.

La Marca STANZA tiene un área específica con un gran ingreso. Para lograr la monumentalidad se propuso una techumbre que corre de lado a lado del stand a doble altura, la cual descansa en dos ménsulas voladas que acentúan la comunicación visual de los pasillos laterales con el interior del estánd. La techumbre dispone de una generosa iluminación, buscando captar la atención de visitante, así como un gran panel colgado con el logotipo de la marca.

El área de la marca STANZA cuenta con varias zonas. La zona de exhibición de producto tiene el mismo tratamiento de exhibición general. Hay una zona con regaderas funcionales montadas en un panel con una estructura especial, la cual cuenta con tinas transparentes que simulan salir del piso, pues en el interior se dispusieron paneles de madera al mismo nivel del piso, acentuando así la sensación de estar sobre una regadera. Además tiene una zona de ambientaciones espaciales por línea, con un tratamiento diferenciado a la marca URREA por medio de colores y materiales. La comunicación de esta marca se encuentra en el estrato superior de los muros a doble altura.

El estánd incluye un doble nivel donde se aloja el área de convivencia y atención personalizada a los visitantes. Cuenta con sala de estar y un bar. La escalera está dispuesta con una relación muy directa al ingreso principal para evidenciar la facilidad de acceso al segundo nivel. Debajo de la escalera se disponen las diferentes bodegas; la de folletería, la bodega eléctrica y electrónica, así como la bodega hidráulica. Como todo el sistema de reciclaje del agua es material de la misma empresa, la bodega hidráulica se convierte en un display donde el visitante tiene acceso visual a todo el sistema, construido con productos de la marca.

Para el piso se utilizó un solo tipo de madera; clara con veta marcada, buscando darle continuidad sin cambiar las jerarquías de las diferentes áreas, esto es; un tratamiento homogéneo a todos los pisos.

La piel exterior del stand tiene un tratamiento llamativo, exaltando un ambiente festivo, para esto se dispuso de una serie de paneles con cuatro diferentes profundidades, acentuando los cambios de nivel por medio de luz que se emite desde los perímetros de cada panel. Estos paneles enmarcan los logotipos de la marca así como la comunicación de la nueva campaña.