Cambia ya la monotonía de tu cocina y conviértela en un espacio cálido y de suma comodidad.

Los taburetes, las sillas de comedor y los bancos simples e impersonales son ahora una moda vieja para llevar a tu sala de cocina. Desde que los espacios abiertos han cambiado el paradigma del diseño, ahora no hay nada más elegante que colocar un pequeño sofá en el mismo espacio en donde preparas tus alimentos. O quizá este gran detalle sea la excusa perfecta para relajarte,y si no, de todas formas es un complemento perfecto para darle comodidad a un espacio en donde pasas tu tiempo.

Hoy en día, la  cocina se ha convertido en un lugar para hacer mucho más que cocinar y preparar comidas, se trata de un espacio para que los amigos y la familia se reúnan, cocinen y se relajen juntos.

Sin embargo, no hay que perder de vista que la cocina también es un lugar que se ensucia con facilidad.y las manchas en los muebles no son un caso aislado. Es por eso que se recomienda que el sofá que vayas a integrar, sea de una tela oscura o veteada que sea más sencilla de limpiar. Lo ideal sería optar por cuero de anilina.