Por la complejidad de la estructura y forma que resulta la envolvente del edificio, la remodelación del departamento se generó a partir de trazos que, más ocultar este caos, encuentra una lógica de unión y desarrollo de los elementos ya existentes para crear espacios amplios e iluminados, con diferentes juegos de perspectiva en cada lugar.

Estos trazos generadores forman naturalmente, vistas anguladas que a su vez definen espacios independientes sin necesidad de cerrar con muros o puertas; son estos gestos los que caracterizan la casa a primera vista. El elemento central y a partir del cual fueron diseñados los espacios es el lambrin de lámina metálica patinada al calor que cubre desde el pasillo de recámaras, conteniendo el baño de visitas y  elevador, dando la vuelta hasta llegar a ser también parte fundamental del comedor. Un gran librero, el cual no toca el plafón, sigue las mismas reglas que el lambrin, pero de manera perpendicular. Son solo estos dos elementos los que dictan toda la zonificación de los espacios públicos de la casa, generando áreas confortables y agradables.

 13

Otro punto a destacar del diseño son las pocas circulaciones. Los metros cuadrados de los pasillos se vuelven y forman parte integral de los demás zonas alrededor de ellos. Es así como se convierte muy corto y cómodo el traslado de un lugar a otro teniendo más de una ruta a elegir.

10

Este diseño funcional, formas y perspectivas atractivas y habitables se combinan con una rica paleta de materiales y colores conformada principalmente por pizarra negra, metal, madera y cristal, o como en el caso de comedor, en donde no se escatimó en la presencia y en el carácter del color utilizado. Todos los materiales son seleccionados para que se resalten el uno a al otro; las texturas, tonos y brillos que adquieren los elementos son únicos ya que funcionan en conjunto o, dicho de otro modo, en combinación estratégica con otros materiales que forman parte del lugar.

1

La pizarra utilizada en pisos del pasillo, vestíbulo de entrada y comedor, también se empleó en los baños, pero combinada en los muros con azulejo veneciano en dos tonalidades. Los muros del baño de visitas están forrados con piel negra de vaca que acentúa la luminosidad de espejo veneciano y del lavabo hecho totalmente de granito; o bien, los brillos y tonos tornasoles del granito del lavabo, así como la luminosidad de los grabados del espejo, acentúan la oscuridad, brillo y calidez de la piel de los muros.

Diseño de Interiores: Carlos Pascal y Gerard Pascal / Pascal Arquitectos

Fecha: 2007 – 2008

Ubicación: Av. de la Reforma, Ciudad de México

Área construida: 405 m2

Crédito Fotos: Sófocles Hernández

 PASCAL ARQUITECTOS