México es un país que goza de todo tipo de arquitectura, y sin lugar a dudas su magia radica en la belleza de sus pueblos, mismos que no puedes dejar de visitar durante este verano.

Parras de la fuente, Coahuila

Entre nogales, arquitectura antigua, viñedos y desiertos a los alrededores, Parras de la Fuente ubicado en el estado de Coahuila, es el lugar ideal para quienes gozan de la tranquilidad. Este Pueblo Mágico es un verdadero oasis fundado en 1598 por jesuitas. Actualmente es uno de los mejores lugares para disfrutar del verano debido a las fiestas de la vendimia. Ahí encontrarás a la vinícola más antigua de América: Casa Madero, fundada en 1597 como Hacienda de San Lorenzo.

Todos Santos, Baja California Sur

El lugar donde, de acuerdo a la leyenda, se situó el Hotel California del que el grupo musical Eagles cantaba, era el pueblo de Todos Santos. Este Pueblo Mágico ofrece principalmente una intensa vida artística, pues cuenta con más de 20 galerías de arte. De igual forma, los apasionados surfistas encuentran aquí uno de los mejores lugares en México para practicar este deporte. Se encuentra a 80 kilómetros de la Paz y fue fundado en 1733 como la Misión de Santa Rosa de Todos Santos.

Tlayacapan, Morelos

Del náhuatl que significa “Punta de la tierra”, este pueblo en Morelos es perfecto para gozar de climas cálidos durante todo el año. Los primeros pobladores de este territorio fueron olmecas, por eso aún posee cierto ambiente místico, mismo que s ehace evidente con sus diversos temazcales.

Cuetzalan, Puebla

 

Este es el lugr idealpara empaparte de la cultura indígena del estado, pues los habitantes aún se visten como sus antepasados y se reúnen para realizar y apreciar la danza de los voladores. A pesar de que es un Pueblo Mágico, aquí no encontrarás demasiados servicios turísticos como restaurantes y establecimientos de artesanías, pero sí un vibrante escenario prehispánico.

Loreto, Baja California Sur

En la Sierra de San Francisco aún se pueden apreciar pinturas rupestres y petroglifos de al menos mil años, mismos que están protegidos por la Unesco. Además aquí también fue el centro emisor de la cultura jesuita y española en esta región mexicana, por lo tanto encontrarás bellas construcciones de estilo barroco. Además disfrutarás de actividades como avistamiento de ballenas, kayac, snorkel, senderismo y pesca deportiva.