Como parte del seguimiento del plan maestro dentro de la consolidación del colegio, se presenta este edificio, el más extenso y complejo a realizar dentro de las instalaciones, tanto por su ubicación en el conjunto, como por ser el nivel que cuenta con mayor número de alumnos, así pues la tarea más compleja era construirlo en dos grandes etapas, reubicando solo a la mitad de su matrícula mientras la otra mitad seguiría operando en sus aulas actuales.

1

Esto determinó en gran medida la morfología del esquema arquitectónico, una serie de módulos separados por terrazas en diferentes niveles, que lograran brindar recorridos interaulas, casi como pequeños patios en los diferentes niveles, finalmente este terminaría por ser el foco de diseño de esta pieza.

3

Ningún aula estaría muro a muro con otra, siempre habría un jardín, una terraza o un patio entre ellas, permitiendo que el paisaje cobre una gran importancia en la vivencia de cada espacio, y logrando que el vacío impere sobre el macizo.

7

Una vez más el tema del tiempo de ejecución, resultó ser una premisa vital dentro del diseño del edificio, por este motivo la estructura fue pensada en un alto porcentaje prefabricada, logrando eficientar procesos de obra y acortar tiempos de ejecución, asi mismo la modulación de aulas y concepción de cada espacio con el mínimo de acabados lograrían que el armado del edificio fuera posible en los cortos 6 meses de obra, y le darían la imágen final al inmueble.

Arquitecto: Miguel Montor.

Diseño Estructural: Juan José Larios

Constructor: Juvencio Álvarez

Promotora: Lorenzo Farfán – Fabric

Fotografía: Miguel Montor

Año de la obra: 2013

Área construida: 3500 m2

Ubicación: Querétaro, Qro.

Correo electrónico: info@miguelmontor.com

Facebook: Miguel Montor

Twitter: @miguelmontor