El barrio de San Ángel es uno de esos rincones de nuestra Ciudad que sin lugar a dudas llenan de magia a cualquiera que recorra sus calles.

Los que viven por la zona, caminan con prisa por sus callecitas empedradas, mientras que aquellos que vamos de visita apreciamos cada uno de sus detalles.

Una ruta que se realiza por las calles de San Ángel consta de visitar en primer lugar las primeras residencias de la colonia, aquellas que tienen las mejores historias por contar.

Uno de estos inmuebles emblemáticos es la Casa del Risco, que actualmente es un museo. Fue construida en el siglo XVIII, en un terreno que llegó a pertenecer a los frailes dominicos y carmelitas. Al igual que varias propiedades de la zona, era un sitio de descanso para gente adinerada. Operó como hospital en la Guerra de Intervención y, alguna vez, Isidro Fabela vivió aquí. Su arquitectura es de tipo virreinal y en el interior hay un verdadero tesoro: la Fuente del Risco. Pertenece a un estilo que se denomina “ultrabarroco” y se desconoce a su autor. En su decoración destaca el uso de espejos, conchas nácar y pedacería de porcelana o “riscos”. Este último material provenía de China.

La Casa del Obispo, ubicada a cinco minutos, tuvo un origen similar, pero hoy en día es una galería de arte. Por su parte, la Parroquia de San Jacinto es una de las más antiguas de la ciudad. Se construyó entre 1564 y 1614. Conserva su patio central y jardines. Esta configuración permitía la evangelización de los indígenas, quienes se negaban a entrar al templo; el sacerdote daba misa en el patio para que ellos oraran ahí.

En el paseo también se visita la Plaza del Carmen y Plaza de San Jacinto. Están trazadas de forma similar que la Alameda; las familias que habitaban las casonas disfrutaban salir a recorrerlas. En la segunda, también conocida como el Jardín del Arte, cada sábado se comercializan obras.

Además la zona cuenta con galerías de arte, entre ellas, kurimanzutto. El inmueble que la aloja se edificó en 1939, fue maderería y una pastelería; en 2008 se remodeló conservando sus estructuras de madera.

La Galería de Arte Mexicano está en el itinerario. Se creó en 1935 y fue la primera en Ciudad de México; obras de Frida Kahlo, Diego Rivera y José Clemente Orozco, entre otros, se exhibieron en ella. El tour incluye una visita a la Casa del Tiempo UAM, centro cultural cuyo edificio es considerado de valor artístico por el INBA.