Uno de los grandes reconocimientos del mundo de la arquitectura reconoció la fachada de este establecimiento de la Ciudad de México.

Prix Versailles, uno de los máximos galardones del mundo del are y diseño, considerado como el Nobel de la arquitectura que premia a las obras de Norte, Centro, Sudamérica y el Caribe, destacó en su edición 2018 a Piedra y Sal, un restaurante ubicado en la Ciudad de México, al otorgarle una mención especial por su exterior en la categoría de restaurantes en Norteamérica.

El restaurante fue diseñado y construido por el estudio VGZ Arquitectura, de Verónica González Zavala. En una estructura con forma de caja de madera ensamblada que descubre una gran terraza cubierta con una pérgola de madera. La arquitecta creó un espacio interior que se abre hacia los árboles de la calle y al cielo e integra a la naturaleza en un concepto arquitectónico pensado para compartir y disfrutar de una gran comida entre amigos y familia.

El premio se otorgó durante la ceremonia continental, que tuvo lugar el pasado 14 de abril en Santiago de Chile, en la cual 22 proyectos fueron reconocidos, entre ellos, 6 tiendas, 4 plazas, 6 hoteles y 6 restaurantes, todos en el marco de un evento que otorga el Premio Mundial de Arquitectura de Tiendas, Hoteles y Restaurantes.

Piedra Sal pertenece al grupo restaurantero Urban Fork que fue fundado en 2008 y se caracteriza por el liderazgo y la innovación en el mundo de la hospitalidad y el entretenimiento. El grupo está actualmente conformado por propietarios y operadores de la Ciudad de México, quienes han dado a cada establecimiento un sello distintivo que marca tendencia en la industria.