Por Paul Cremoux W.

Continuamos creando edificios que responden por sobre todo a búsquedas estéticas, en el peor de los casos defendidos por argumentos sofisticados que hacen referencia a filosofías y tesis que son interpretados de forma superficial y usados para justificar un peso que por sí solo el proyecto no logra. Sobran los ejemplos en las descripciones de los arquitectos en donde se cita a Nietzsche, Hegel o Kierkegaard. Algunos arquitectos han llegado a decir que nuestro oficio consiste en hacer “esculturas habitables” o que el arte puede solucionar muchos de los retos a los que se enfrenta la sociedad. Las edificaciones construidas bajo esta visión se olvidan del conjunto de reflexiones esenciales y primordiales como son: entender qué costo tendrá lo que diseñan, qué consecuencias provocan para sus usuarios y dueños, qué beneficio aporta su diseño para la comunidad y el medio ambiente. Es ahí donde fallan a sus clientes y decepcionan a la sociedad.

Casa Nirau, Estudio de iluminación natural PAUL CREMOUX studio

De esta forma, hemos logrado que se nos perciba como “artistas”, personas caprichosas y complicadas, a las que no se les debe confiar un presupuesto ni creer en sus promesas. La vestimenta de “artista” siempre ha sido muy atractiva para los arquitectos, gravitando sobre su ego robusto, forma parte de una justificación carente de modestia y sentido común.

Muchos arquitectos escogen las formas de sus edificios sólo porque “les gusta” o porque desean usar la expresión que esté de moda. Por ejemplo, es fácil reconocer al conjunto de Arquitectos que en los 80 diseñaron edificaciones postmodernas y que ahora realizan sus composiciones con un lenguaje “minimalista”, entendiendo el término de la forma más superficial. Son esos personajes camaleónicos como en Zelig, película de Woody Allen.

Estudio de fachada sur utilizando Sefaira

Pero en el proceso de diseño, ¿cuántas veces nos preguntamos cuál es la mejor proporción de una ventana para que entre la luz natural y que sea útil según el uso que existirá en el nuevo espacio? ¿Qué altura debe tener el entrepiso para ahorrar la mayor cantidad de aire acondicionado y calefacción?  ¿Cuál será la calidad de aire que existirá en el interior del edificio?  ¿Cuál es la calidad térmica y acústica? ¿Qué conclusiones puede arrojar un análisis del ciclo de vida de los materiales? ¿Cuál es el impacto medioambiental que tienen las decisiones de diseño? ¿Cuál es el costo de operación y de mantenimiento? ¿Acaso no son estas las preguntas que el dueño o usuario informado quieren saber? ¿De que servirá crear una arquitectura con una fantástica expresión si no se puede estar medianamente cómodo en ella?

Todas estas preguntas se resuelven empleando métodos de análisis y estudio específicos que crean conocimiento, es decir, ciencia. Building Science (o la ciencia para las edificaciones) es una colección de nociones científicas que se enfoca en el análisis y control de los fenómenos que afectan a los edificios, la arquitectura y su relación con el contexto socioeconómico y medioambiental.

La inclusión de la ciencia en el proceso de diseño arquitectónico (no constructivo, dejando de lado las ingenierías) es un fenómeno que aparece desde advenimiento de la conciencia climática y el reconocimiento de nuestro impacto en el medio ambiente. Pero en nuestro país esto ha ocurrido de forma extremadamente lenta.

Estudio de 4 opciones de masas principales utilizando Sefaira / Sostenibilidad para el diseño conceptual en segundos

Desde hace tiempo me he dado a la tarea de enseñar en varias universidades e instituciones académicas numerosas metodologías e instrumentos que sirven para predecir y evaluar el comportamiento energético de las edificaciones. Puedo atestiguar el gran interés que despierta en los estudiantes la posibilidad de usar estas nuevas herramientas que son intuitivas y muy rápidas. (Como se muestra en las imágenes que aquí presento).

Pero desgraciadamente son pocos los arquitectos que utilizan estas herramientas para dar resultados precisos y ayudar a sus clientes a tomar decisiones informadas. Son muy pocos los arquitectos mexicanos que basan sus decisiones en resultados obtenidos por el método científico y son muchos los que se apoyan por completo en su experiencia que siempre será insuficiente para conocer una realidad objetiva.

url: paulcremoux.com
e-mail: info@paulcremoux.com
Twitter: @paulcremoux

Quien es pcw

¿Quién es Paul Cremoux W.?

(México DF. 1973)  Estudió la licenciatura de Arquitectura en la UNAM, obteniendo el reconocimiento al mérito por su excelencia académica. Cuenta con la Maestría en diseño avanzado de La Universidad de Columbia en Nueva York. Cursó su Stage en EPAD de la Defénse y Cerault Arquitectos en Paris, Francia.

Ganador de diversos concursos internacionales obtiene el Primer Lugar En Cergy-. Pontoise, Francia 1995, de la  Universidad Europea de Obra Urbana. Primer Lugar en el concurso Nacional de Escuelas de Arquitectura en Querétaro. Primer Lugar en el concurso Internacional México-Uruguay. Segundo lugar en el concurso internacional para la Biblioteca de Guadalajara. Ha sido acreedor a diversas becas como  La beca del CONACYT  para estudios de postgrado, La beca Jóvenes Talentos de la Fundación Alejo Peralta. Beca Grupo IUSA. La beca de La Secretaria de Relaciones Exteriores y Ganador a la Beca Jóvenes Creadores del FONCA.

Experto en temas de sustentabilidad, los trabajos de Cremoux plantean un diseño basado en el comportamiento energético de las edificaciónes, el análisis sistemático del gasto energetico y la creación de estrategias de ahorro, control en el gasto de operacón y realción con el  ambiente natural. Es profesor del taller Arquitectura y Energía en La Universidad Iberoamericana y ha impartido cursos y clase de Proyectos Arquitectónicos en diversas Universidades como la UNAM, TEC, y ANAHUAC.

Su trabajo ha sido expuesto en diversos foros nacionales e internacionales como son, el Museo de Arte Moderno (MAM) de la Ciudad de México, La Biblioteca José Vasconcelos, y el Instituto Real de Arquitectos Britanicos (RIBA) en el entorno del festival de arquitectura de Londres, Reino unido entre otros.

Todas las críticas y opiniones presentadas en este espacio son responsabilidad del autor. ArquitectosMX no se hace responsable de lo que en ellas se presente.