Por Alejandro Fernández del Castillo

En el mar de reflexiones y homenajes publicados en Internet en torno a la muerte de la Arq. Zaha Hadid, diversos portales en línea saturaron nuestras pantallas con espectaculares fotografías de obras terminadas y surreales renders de diseños cuya plasticidad y contundencia resultan inconfundibles.

Si bien el diseño de las obras resulta espectacular, es sorprendente la ausencia de difusión dada a uno de sus mayores legados: la increíble capacidad expresiva de sus “planos” realizados a mano.

Datos-adjuntos-sin-título-00031www

En sus inicios, cuando el mundo dudaba de que las extravagantes visiones arquitectónicas de Zaha Hadid fueran construibles, ella fue capaz de participar de manera activa en el entorno arquitectónico sin construir un solo edificio mediante estas dinámicas piezas de arquitectura pictórica capaces de mostrar sus potentes intenciones de diseño -a veces incluso desde múltiples ángulos en una sóla imagen.

Vision-for-MAdrid,-Madrid,-Spain,-1992-www

En una entrevista realizada por Alvin Boyarsky en 1987 (6 años antes de que se construyera la Estación de Bomberos Vitra en Weil am Rhein, edificio que catapultó definitivamente a Zaha Hadid a la fama mundial), podemos intuir el origen que dio vida a estos originales trazos. Boyarsky abre el diálogo diciendo: “Háblame del orígen de tu estilo arquitectónico, en particular a tu manera tan inusual de representar de los planos arquitectónicos”, a lo que la arquitecta responde:

Mi intención original era inyectar las ideas del Suprematismo en la arquitectura. […] Si comparas De Stijl con Suprematismo, hay una especie de equilibrio en ambos casos, el primero lo obtiene mediante el control absoluto, y el segundo lo obtiene por medio de total energía como si se tratara de un marco vacío. Mondrian rehacía sus composiciones hasta que estuvieran completamente balanceadas y estáticas. Las composiciones de Malevich eran definitivas, o finitas, pero también funcionaban como un marco -si pudiera moverse enmarcaría otra cosa. En este sentido, su trabajo sugiere que todo puede estar interconectado, que su fuerza principal va más allá de lo que podemos entender. La consecuencia de esto es: liberación. De esta noción tomamos la idea de la liberación del plano arquitectónico.

Kazimir-Malevich,(supremus-no.-56),-1916-www

La pregunta era cómo liberar el plano arquitectónico de una manera diferente a como se hubiera hecho anteriormente, cómo liberarlo para permitir que ciertos elementos pudieran operar de manera independiente, de modo que estos elementos pudieran imponerse correctamente en la condición humana. Lo que en principio parecen elementos gráficos superfluos tienen su propia lógica. Quizá no en el sentido racional europeo, pero una lógica en la manera en que mueven a la gente, en la manera en que se utiliza el edificio.

Esta lógica tiene que ver con liberación y compresión en diferentes áreas del plano. La energía se comprime en condiciones lineales, o se libera en un sentido urbano, provocando que ciertas formas fluyan -en este caso, el flujo de la gente.”[1]

Es evidente que se requiere de un entendimiento del entorno sumamente particular para lograr construir en la imaginación elementos tan dinámicos y poder traerlos al mundo real expresados en medios físicos sin perder su fuerza original, y ese es uno de los principales talentos que los arquitectos deberíamos desarrollar.

Así nos lo recuerda Juhani Pallasmaa, “como consecuencia de la transferencia mental del dibujo, a la maqueta y a la realización material de un proyecto, las imágenes que los diseñadores realizan no son meras representaciones; constituyen una realidad háptica y multisensorial de la imaginación.”[2]

Vivimos en un mundo entregado completamente a la fascinación visual, donde la arquitectura ha sido colonizada por herramientas de software virtual y 3D, que si bien nos hacen infinitamente más eficientes, popularizan la formalidad espectacular sobre el contenido trascendente. Irónicamente, Zaha Hadid floreció precisamente porque vivió en esta época y será recordada como una de las precursoras en este tipo de arquitectura. Yo prefiero sin embargo, aprender de ella el valor de crear con nuestras propias manos y con el uso consciente de todos nuestros sentidos, los dibujos y modelos esenciales que se convertirán paulatinamente una construcción habitable.

La sensibilidad y el sentido de conexión con la realidad que esto nos otorga, se transformará más fácilmente en cualidades intangibles, místicas y trascendentes que sólo existen en las obras arquitectónicas capaces de movernos el alma.

[1] Extracto publicado con motivo de la exhibición Zaha Hadid, por Germano Celant y Mónica Ramírez-Montagut. Museo Solomon R. Guggenheim, Nueva York, 2006.

[2] Juhani Pallasmaa, La mano que piensa, GG, 2012.

e-mail: alexf_email@yahoo.com
Twitter: @alex_fdez

Quien es Alex

¿Quién es Alejandro Fernández del Castillo?

Alex Fdez. del Castillo es arquitecto por parte de la Universidad Iberoamericana. Realizó estudios de posgrado en la Universidad Politécnica de Cataluña y obtuvo su título de Maestro en Nuevas Tecnologías en Arquitectura con mención honorífica por proyecto de investigación centrado en el desarrollo de nuevos sistemas de certificación ecológica de materiales constructivos de última generación en la Universidad Nacional Autónoma de México becado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Se desarrolla en el ámbito editorial publicando para revistas y portales digitales de arquitectura y cultura, y construyendo textos conceptuales para el desarrollo de proyectos de arquitectura para otros despachos. En 2013 es invitado a dirigir el área cultural de la App de arquitectura EDIFY y un año después es Coordinador Editorial de la revista Domus en México, América Central y el Caribe.

En el ámbito arquitectónico colaboró con diferentes arquitectos en la Ciudad de México como Rozana Montiel e Iñaki Echeverría entre otros antes de formar su práctica independiente. Desde 2014 radica en Playa del Carmen desarrollando proyectos de arquitectura y diseño de mobiliario al frente de NETO Arquitectura + Investigación en un esfuerzo por conjuntar el ejercicio creativo del diseño con una fuerte base de conceptos teóricos multidisciplinarios.


Todas las críticas y opiniones presentadas en este espacio son responsabilidad del autor. ArquitectosMX no se hace responsable de lo que en ellas se presente.