El proyecto surge de la necesidad de un nuevo y mejor espacio de trabajo, diseñado a la medida de las necesidades creativas y funcionales del despacho, al mismo tiempo que refleja el enfoque y las intenciones arquitectónicas con las que se proyecta dentro del estudio, que considera la adaptabilidad como concepto clave dentro de la arquitectura.

Cuatro contenedores marítimos reutilizados, dos de ellos modificados en algunos de sus caras para dar lugar a espacios más amplios, fueron apilados sobre una cimentación híbrida de concreto/acero. La estrategia fue ocupar las características de estos elementos utilitarios como una herramienta y preservar su personalidad en lugar de ocultarla, se jugó con la tensión entre los volúmenes para que se siguieran identificando como unidades que ahora trabajan en conjunto.

5

 

De este modo estos monumentales objetos, antes industriales, recobraron un uso funcional que los transformó en un contemporáneo espacio de trabajo de 140m2. Entendiendo que la construcción con contenedores marítimos trae consigo retos arquitectónicos al no ser funcionales per se, se implementaron sencillas pero efectivas medidas de diseño para contrarrestar los inconvenientes. La orientación adecuada del proyecto aunada a una ubicación no sólo estética, pero también funcional de la ventanería, permite la circulación natural del viento y elimina los problemas térmicos ocasionados en épocas de calor.

1

Además, las aberturas creadas en algunos de los contenedores permitieron el reuso de ese material para dar lugar a un quinto contenedor, optimizando el espacio en la planta alta para articular las áreas de trabajo, generando espacios abiertos y eliminando el problema de las dimensiones reducidas propias de los contenedores marítimos.

2

La planta baja está ocupada en su mayoría por espacios de servicio y almacenamiento, sin embargo se buscó aprovechar los espacios techados [resultado de los volados creados al apilar los contenedores] dando lugar a una terraza que culmina en una sala de proyección para la exposición de proyectos y juntas con los clientes. Por su parte, la planta alta alberga todos los espacios laborales y creativos como el área de diseño, sala de juntas, área administrativa y de construcción del despacho.

  •  Arquitectos: lineaarquitectura.mx
  •  Arquitecto a cargo: Arq. Edgar Linares Ochoa
  •  Colaboradores: Arq.Noelia Marcos Barrañón, Arq. Sebastián Pérez Llaneza
  •  Construcción: Arq. Edgar Linares Ochoa
  •  Ingeniería estructural: Ing. Mario Alberto Rojas Morán
  •  Año de la Obra: 2013
  •  Área construida: 140 m²
  •  Ubicación: Puebla, México
  •  Fotógrafo: Patrick López Jaimes
  •  Facebook: https://www.facebook.com/Lineaarquitectura.mx
  •  Twitter: @lineaarq
  • Página web: lineaarquitectura.mx