El proyecto de Laredo 17, es el resultado de experimentar el concepto de vecindad y vida urbana en el México de hoy. 4 bloques que dan al patio central, hacen de Laredo 17 un edificio de 5 fachadas y múltiples sensaciones.

 

El proyecto es resultado de múltiples análisis de fachadas y sensaciones, no solo por la diferencia de temporalidades en la compra y adición de terreno, respecto al plan original, sino por el compromiso que nos creo que ese espacio central provocaría sensaciones contemporáneas y ligadas a la personalidad del usuario. El patio central debería ser una plaza interna privada y no la contaminación de la calle, un espacio donde sigues al aire libre donde vivencias esta desde cualquier punto y nivel todo lo que acontece alrededor un espacio en el que sabes cómo y quiénes son todos los que viven en el mismo espacio donde vives.

Conformado por un bloque de vidrio y metal para el cubo de elevador y puentes de metal de rejilla. Laredo 17 cumple con el fin que fue creado, ya que desde cualquier piso y en el interior del cubo del elevador por su transparencia tienes contacto con todo. Los 4 bloques que conforman el proyecto tienen soluciones distintas entre si, por las características del terreno donde se ubican, lo cual hace muy rico el proyecto por no haber unidades iguales a las otras, todos los espacios están cuidadosamente diseñados para tener luz y ventilación natural en las áreas habitables.

El uso de materiales son: concreto, metal, aluminio y vidrio claro para optimizar la vida útil del edificio y un bajo costo de mantenimiento. En su trazo los 2 bloques frontales destacan por su horizontalidad, lo cual se enfatiza con el manejo del concreto en aluminio y vidrio para evidenciar la puerta de ingreso y lo cual remata con el volumen central de vidrio y metal que envuelve al elevador. En su interior la horizontalidad insiste conformada tanto en puentes y barandales como en los elementos de fachadas con el mismo concepto exterior.

En el proyecto se preveé el factor sorpresa, ya que en el exterior el proyecto es más discreto y conservador que en su interior, dando al usuario la oportunidad de experimentar una sensación de sorpresa al no saber qué es lo que puede encontrar en su interior, ya que el conjunto de puentes transparentes en diferentes niveles y su relación con la luz y las sombras que provocan es una sensación muy agradable y que hace muy particular el patio.

 

Arquitecto: ARCHETONIC / Arq. JACOBO MICHA MIZRAHI

Colaboradores: Arq. Ernesto Rossell Zanotelli

Arq. Luis R González Villamil

Arq. Aldo Moreno Gamboa

Cálculo Estructural: COLINAS DE BUEN

Instalaciones: INSTALACIONES 2000 / Rafael Gasman

Construcción: ARCHETONIC

Superficie Construcción: 2079.70 m2

Lugar: Laredo 17, Colonia Condesa, México

Año: 2003

Fotografía: Luis Gordoa