Esta misteriosa construcción, ubicada a dos cuadras del Malba, es una obra del italiano Mario Palanti, autor del Palacio Barolo. Fue sede de la Embajada de Irán y  estuvo cerrada durante 8 años, pero ahora se ha renovado.

Después de ocho años cerrada, por fin la enigmática Casa Redonda ha abierto las puertas para develar todos los secretos que albergó durante tanto tiempo.  La Casa Redonda, construida como residencia particular por el maestro italiano Mario Palanti junto al arquitecto Algier en 1922, reúne ahora a una galería de arte y showroom de muebles de lujo. Y puede visitarse, claro, todos los días de 10 a 19.

Resultado de imagen para casa redonda de barrio parque

No es mucho lo se sabe a ciencia cierta sobre la casa, ubicada en una esquina privilegiada de Barrio Parque, en Ortiz de Ocampo y Eduardo Costa. Contemporánea del Palacio Barolo, tiene algunos detalles que recuerdan a la arquitectura ecléctica del emblemático edificio de Avenida de Mayo. Se dice que Palanti la construyó para la familia Fevre, representantes de Chrysler en la Argentina: dueños la concesionaria ubicada enfrente, los Fevre querían ver desde los ventanales de su casa la pista de pruebas para autos que la concesionaria tenía en su última planta.

Resultado de imagen para casa redonda de barrio parque

Infructuosamente en venta a un precio cercano a los 7 millones de dólares, la residencia estuvo cerrada durante 8 años. Finalmente, la compañía Argentina Mobili decidió alquilarla y restaurarla para montar allí un showroom de muebles de lujo. En sus más de 1000 metros cuadrados, ahora hay creaciones de Fendi Casa, Roberto Cavalli Home, Molteni & C, Ralph Lauren y Boca do Lobo, en espacios ambientados por interioristas locales como Adriana RandazzoViviana Melamed y Javier Iturrioz.

La misteriosa Casa Redonda de Barrio Parque abre como galería de arte

Ahora también sirve como galería de arte, y en ella se exponen obras de Luis Felipe Noé (en el gran comedor), Juan Doffo, Juan Astica y Alejandro Debonis; y fotografías de Sergio Castiglione.

Laura De Lillo, la empresaria mentora del proyecto, cuenta “que por las limitaciones de uso que impone Barrio Parque, esta casa no podía recuperarse para otra cosa que no fuera museo o galería de arte, por eso era la indicada para este emprendimiento, que es un poco todo eso, fusionamos el arte con la decoración”. De Lillo convocó a la curadora Vicky Peláez, quien tuvo a su cargo la selección de las obras.

Resultado de imagen para casa redonda de barrio parque