Ecatepec, Santa Rosalía, Cuernavaca y Orizaba comparten el privilegio de tener sus obras.

El icono de la ingeniería civil, Gustave Eiffel estuvo involucrado en construcciones en todo el mundo. Entre las más importantes se encuentran la Estatua de la Libertad en Estados Unidos, el canal de Panamá y por supuesto, la Torre Eiffel pero, ¿Conocías las obras monumentales que dejó en México?

El ingeniero francés tiene presencia en México con 3 obras arquitectónicas construidas durante la presidencia de Porfirio Díaz.

Puente del Arte o Puente de Fierro

Construido en 1879 y con semejante estructura a la Torre Eiffel, originalmente pretendía ser un puente para el ferrocarril. Sin embargo, al dejar de funcionar el sistema de ferrocarril, el puente cayó en el olvido y pasó cerca de 30 años abandonado. Posteriormente, se convirtió en la primera galería de arte en el municipio de Ecatepec. Actualmente, es sede de clases de dibujo, pintura, modelado y danza.

Iglesia de Santa Bárbara

Esta construcción inicialmente se instaló en Bruselas. Luego fue desarmada y llevada a París donde se desarmó de nuevo y quedó en el olvido hasta ser comprada para el pueblo de Santa Rosalía, Baja California en 1897. Esta extraña compra fue ingenio de la esposa del gerente de una compañía minera francesa llamada El Bolero. Esta compañía básicamente había construido el pueblo pues era la condición para que obtuvieran permiso de explotar las minas de cobre de la localidad.

Palacio de Hierro

En 1981, el entonces alcalde de Orizaba, Veracruz, Julio M. Vélez, encargó un diseño a la compañía para la que Gustave Eiffel trabajaba. Su objetivo era construir un palacio municipal que mostrara la abundancia y crecimiento de Orizaba en ese momento. Así, la construcción del Palacio de Hierro comenzó en Bélgica. Al estar terminado, sus piezas fueron transportadas en buques de vapor hasta la costa de Veracruz. Y llevadas en ferrocarril hasta Orizaba.