Al estar frente a la cabina multicolor de la recepción, uno se percata que está al filo de entrar a una neblina onírica.

Un estallido de color en contraste con lo gris de la vida cotidiana. Desde la acera, el caminante descubre las tonalidades del neón que sugieren una atmósfera interior que fascina. En los pasillos y la circulación perimetral observamos la originalidad en los materiales, acabados y diseño que se abalanzan ante nuestra mirada sin dejar oportunidad al análisis.

Es sensación pura. Muros que se desvisten para dejar ver su historia, un lounge que lo mismo se puede utilizar para tomar el sol que un croissant; madejas de cable, mucho metal, madera OSB, ladrillo aparente que a su vez da un sentimiento de calidez mezclado con colores mexicanos que representan el concepto de la nueva cadena a la que pertenece el hotel.

Es dominante el concepto “Pack” en el interior, el cual está basado en materiales y diseño del contenedor industrial. No en vano, el nombre anterior del hotel era “Bonampack”, Bon+Pack, que sirvió de inspiración y definió el carácter inusual de este hotel.

Nos perdemos de pronto en el ámbito de un barco. En los camarotes: espejos ovales flotantes y camas suspendidas en el espacio, rincones en donde hacerse acompañar con un trago, mobiliario extraído del imaginario de nuestra cultura, fuego en los colores y acentos de luz. Se diseñaron elementos integrados en las habitaciones para ejercer su potencialidad; se abrieron y crearon espacios en las áreas comunes.

Al estar frente al hotel, uno descubre el reflejo de los colores en la acera y se pregunta a sí mismo: “¿Estuve ahí? No lo sé, pero como si lo hubiera estado”.

 

 

 

  • Nombre: Hotel MX Roma
  • Ubicación: Ciudad de México
  • Diseño del proyecto: DIN Interiorismo
    Aurelio Vázquez
  • Año: 2017
  • Planta 1er nivel: 608 m2
  • Segundo piso:544 m2
  • Tercer nivel: 60.91 m2
  • Total: 1,213 m2
  • Fotografía: Arturo Chávez