¿Reformar edificios para que tengan densidad de población en construcciones que se puedan extender hacia arriba utilizando el espacio que hay por encima?

Theresa May, primera ministra del Reino Unido, aseguró a principios de este año que presionará a los ayuntamientos en Inglaterra para que establezcan un plan que permita construir más viviendas y así acabar con las fuertes subidas de los precios de la vivienda en esta zona.

El Gobierno de Reino Unido publicó también a principios de este año un informe realizado por el equipo del Secretario de Estado de Comunidades y Gobierno Local, en el que destaca una idea cuanto menos curiosa: “Reformar edificios para que tengan densidad de población en construcciones que se puedan extender hacia arriba utilizando el espacio que hay por encima”.

Edificios más altos y con mayor densidad de población que estén colocados de forma estratégica para ganar en eficiencia en los servicios públicos: “Se trata de abordar el alcance particular de las viviendas de mayor densidad en lugares urbanos que están bien comunicados por el transporte público, por ejemplo alrededor de estaciones de ferrocarril”.

El uso de estándares espaciales mínimos para las nuevas construcciones se considera una herramienta importante para la consecución de estos objetivos. Sin embargo, al Gobierno le preocupa que el enfoque de talla única no refleje las necesidades y aspiraciones de todos los hogares.