El arquitecto español Rafael Moneo, entre cuyas obras destaca la ampliación del museo madrileño del Prado y la catedral de Los Ángeles, fue galardonado en 2017 con el Praemium Imperiale, considerado el Nobel de las Artes.

Considerado uno de los más importantes arquitectos de vanguardia, Rafael Moneo nació en Tudela (Navarra) en 1937. Moneo, que ya había optado al premio en más de una decena de ocasiones, se ha impuesto a otras 38 candidaturas procedentes de 25 países y ha llegado a las últimas rondas de votaciones junto al arquitecto japonés Toyo Ito y al compositor estonio Arvo Part.

“Maestro reconocido en el ámbito académico y profesional, Moneo deja una huella propia en cada una de sus creaciones, al tiempo que conjuga estética con funcionalidad, especialmente en los interiores diáfanos que sirven de marco impecable a las grandes obras de la cultura y del espíritu”, concluye el jurado

Moneo, de 80 años y el primer español en haber recibido en 1996 el prestigioso Premio Pritzker, obtuvo esta nueva recompensa por “saber integrar de manera armoniosa un edificio en su entorno urbano”, según un comunicado de la asociación nipona difundido en París.

Entre sus obras más destacadas se encuentran:

Museo Nacional de Arte Romano, Mérida

Auditorio Kursaal, San Sebastián

Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles, Los Ángeles

Estación de Atocha, Madrid

Casa Consistorial, Murcia

Museo de Arte y Arquitectura, Estocolmo

Fachada del Palacio de la duquesa de Villahermosa, Madrid

Ampliación del Museo del Prado, Madrid

Museo de la Ciencia, Valladolid

Ampliación de la sede principal de Bankinter, Madrid