Por Paul Cremoux W.

En la ciudad de Los Ángeles se encuentran dos edificios que para el visitante prototípico se muestran como una pareja de construcciones  “modernas”,  pero no hay nada más engañoso y alejado de la realidad.

El Walt Disney Concert Hall, edificio que alberga a la Asociación Filarmónica de la ciudad angelina, diseñado por el famoso arquitecto Frank Gehry e inaugurado en octubre del 2003. Justo a un lado, el Broad Gallery,  nuevo edificio de la colección privada de arte de los filántropos Eli y Edyth Broad, diseñado por los arquitectos Diller, Scofidio y Renfro inagurado el 20 de septiembre de 2015.

Un edificio pertenece al pasado, mientras que el otro ve hacia el futuro: la historia del Walt Disney Concert Hall evidencia su concepción basada en la búsqueda estética sin importar sus posibles consecuencias. Mientras que el Broad Gallery representa el resultado de una reflexión sobre un presente complejo y multifactorial. De esta forma, el resultado expresivo del edificio de la galería es una consecuencia, no una intención preliminar. Y en este punto es donde radica el pensamiento contemporáneo que diferencia dramáticamente a estos dos edificios.

El Walt Disney Concert Hall fue concebido con anterioridad al famoso Museo Guggenheim de la ciudad española de Bilbao y comenzó su construcción en el año de 1987 con una donación de Lilian Disney, mujer del difunto Walt Disney por 50 millones de dólares como un regalo inicial para crear una sala de conciertos a nivel mundial. Gehry revela el diseño de unos 27,220m2. La sala de concierto se advierte como una construcción revestida de una fachada inextricable, “formas excéntricas”, como lo señala Elizabeth Diller.

IMG_2421El Walt Disney Concert Hall, agosto 2014, foto PCW.

Entre el espacio funcional de la sala de conciertos y la fachada existe un vacío como para alojar varios edificios de vivienda; pero contrario a esta posibilidad, es simplemente un espacio muerto en donde se han colocado redes para impedir que las aves lo usen.

La construcción comenzó en 1987. En 1994 fue suspendida por el gerente de proyecto a raíz de los altos costos debido a la falta de planos que explicaran las formas de Gehry. Un ejército de consultores externos, especialistas, 140 millones de dólares aportados por el condado, 84 millones por el cliente y 9 años más tarde, finalmente la construcción del proyecto concluye. Han pasado 16 años y desde su concepción inicial el presupuesto se ha elevado estratosféricamente a 274 millones de dólares.

El edificio provoca una serie de problemas con el contexto, los usuarios y los dueños. El costo de operación es excesivo para un edificio de su clase, y la cantidad de energía por m2 que requiere para ser enfriado es casi el doble de lo que utiliza el museo de Louvre en Paris. Tal vez uno de los problemas más conocidos es el que provoca la fachada que actúa como una lupa que condensa los rayos solares provocando un infierno de hasta 60° para el transeúnte inadvertido.

Richard Pilbrow relata en su libro The Backstage Story como la creación de este edificio emblemático ha sido una aventura a tropezones debido a su arquitectura radical. La realidad se impone y el orgullo angelino por adueñarse de una escultura habitable trae consigo un costo elevadísimo.

Por otro lado, el Broad Gallery es un edificio más pequeño, de 11,148m2 que ha costado 140 millones de dólares. Es concebido como una construcción simple de tres niveles con un exoesqueleto de concreto fibroso desarrollado de manera paramétrica. Esta estrategia logra permitir y controlar la correcta iluminación según el uso de cada área interior. Es una caja porosa que se levanta del suelo para señalar la entrada principal. El sistema constructivo ha sido cuidadosamente ensayado para crear un rompecabezas de piezas prefabricadas que se ensamblan en el sitio como si fuera un “lego gigantesco” (una tecnología que no existía cuando el Disney Hall se diseñó). Prácticamente no existen columnas en el interior con el propósito de albergar la mayor cantidad de espacio posible.

IMG_2407Visita al Broad Gallery en construcción, agosto 2014 foto de PCW.

IMG_2430Visita al Broad Gallery colocando la fachada, agosto 2014 foto de PCW.

IMG_2424Visita al Broad Gallery adamiaje de la fachada, agosto 2014 foto de PCW.

La principal preocupación de los arquitectos no ha sido la búsqueda de una expresión formal, como en el caso de su vecino, sino el desarrollo de un lenguaje que permita al público entender que el edificio es una bodega y una galería de arte al mismo tiempo. La relación con la ciudad, el análisis de cómo es consumida la energía y el estudio de una iluminación natural forma parte de un sistema de valores complejo que nutre el proceso creativo.

No se deje engañar, los dos edificios parecen “modernos” pero uno pertenece al pasado y otro al futuro.

url: paulcremoux.com
e-mail: info@paulcremoux.com
Twitter: @paulcremoux

Quien es pcw

¿Quién es Paul Cremoux W.?

(México DF. 1973)  Estudió la licenciatura de Arquitectura en la UNAM, obteniendo el reconocimiento al mérito por su excelencia académica. Cuenta con la Maestría en diseño avanzado de La Universidad de Columbia en Nueva York. Cursó su Stage en EPAD de la Defénse y Cerault Arquitectos en Paris, Francia.

Ganador de diversos concursos internacionales obtiene el Primer Lugar En Cergy-. Pontoise, Francia 1995, de la  Universidad Europea de Obra Urbana. Primer Lugar en el concurso Nacional de Escuelas de Arquitectura en Querétaro. Primer Lugar en el concurso Internacional México-Uruguay. Segundo lugar en el concurso internacional para la Biblioteca de Guadalajara. Ha sido acreedor a diversas becas como  La beca del CONACYT  para estudios de postgrado, La beca Jóvenes Talentos de la Fundación Alejo Peralta. Beca Grupo IUSA. La beca de La Secretaria de Relaciones Exteriores y Ganador a la Beca Jóvenes Creadores del FONCA.

Experto en temas de sustentabilidad, los trabajos de Cremoux plantean un diseño basado en el comportamiento energético de las edificaciónes, el análisis sistemático del gasto energetico y la creación de estrategias de ahorro, control en el gasto de operacón y realción con el  ambiente natural. Es profesor del taller Arquitectura y Energía en La Universidad Iberoamericana y ha impartido cursos y clase de Proyectos Arquitectónicos en diversas Universidades como la UNAM, TEC, y ANAHUAC.

Su trabajo ha sido expuesto en diversos foros nacionales e internacionales como son, el Museo de Arte Moderno (MAM) de la Ciudad de México, La Biblioteca José Vasconcelos, y el Instituto Real de Arquitectos Britanicos (RIBA) en el entorno del festival de arquitectura de Londres, Reino unido entre otros.

Todas las críticas y opiniones presentadas en este espacio son responsabilidad del autor. ArquitectosMX no se hace responsable de lo que en ellas se presente.