Un buen diseño no sólo se caracteriza por su aspecto visual, sino también por su funcionalidad y sostenibilidad. Estas características reunidas son los que le dan inmortalidad a un producto.

La marca de diseño alemana, mundialmente reconocida, Duravit siempre ha estado al pendiente de que todos sus productos y programas a desarrollar ofrezcan formas modernas e intemporales, asegurando que la vigencia del diseño siempre perdure en moda. Sin embargo, esta no es su única ocupación; es prioridad que todo lo que lleve el sello Duravit posea una calidad impecable.

A continuación te mostramos algunas de las series de la marca alemana que nos dejan claro que la funcionalidad y sostenibilidad no están peleados con la clase y el estilo

Moda reminiscente dentro del cuarto de baño

Con la serie Starck 1, Philippe Starck y Duravit han retrocedido a los inicios de la higiene, el cuidado corporal y el bienestar. Así también describe la serie, la evolución del cuarto de baño: Inodoro, bañera y lavabo de la serie remiten claramente a su predecesor histórico del cubo, la jofaina y la tina, aunque en una nueva interpretación.

Los productos de la serie se elaboran sin modificación, conservando reminiscencias del estilo de 1994, año en que se introdujo al mercado.

Los clásicos nunca pasan de moda

El diseño por excelencia; el magnífico rectángulo de la serie Vero que apela a nuestro deleite visual. Una pantalla de cine o de ordenador, una nevera o una habitación, una mesa, este catálogo: Nuestro mundo ya no podría existir sin el rectángulo. Tal vez por esto Vero se acerca tanto a nuestra percepción estética natural: la serie de cerámica se limita de forma consecuente al rectángulo.

Vero es una de las series de cerámica más polifacéticas ya que convence con su diseño claro y purista, desde hace ya una década, a arquitectos, propietarios y usuarios del baño.

Happy D: un diseño de cuarto de baño arquetípico en forma de “D”

El éxito de Happy D. tiene diferentes motivos. Por un lado ofrece la serie creada por Sieger Design a pesar de su elevada exigencia al diseño una extraordinaria relación calidad-precio. Su éxito se debe al ser fácilmente recordable: los lavabos y demás piezas son gracias a su significativa forma de D; un arquetipo de acertado diseño para cuarto de baño.

Happy D. es sencillo, estético y sobre todo atemporal, un verdadero icono que ha conseguido desde su introducción en el mercado en 1999 múltiples premios de diseño y muchos seguidores.

Serie 1930: diseño que perdura desde hace más de 80 años

La síntesis de la persistencia es el diseño de la serie 1930: Creado en los dorados años 20 y 30, y presentado por primera vez al público mundial, el característico lavabo octagonal de Duravit se sigue fabricando hasta hoy sin modificaciones. Con el tiempo la serie ha sido ampliada con muchas piezas bonitas. Con su inconfundible lenguaje de forma, la serie 1930 ha avanzado hacia un clásico intemporal del cuarto de baño y seguramente durante muchos años más.