Gracias a una pareja de recién casados se nos presentó la oportunidad de proyectar, con entera libertad este departamento de su propiedad, ubicado en el estado de México, en el área de edificios de reciente y creciente construcción. Decidimos tomar como punto de partida formas geométricas puras y lineales, con el fin de generar una arquitectura sensorial que permitiese, mediante el uso de diversos materiales, el descubrimiento de los espacios y jugar con la iluminación, a fin de que la mera contemplación de estos espacios permitiese diferentes experiencias sensitivas.

El programa que contempla la recámara principal con walking closet y baño, dos recamaras menores igualmente con walking closet, como áreas privadas; para el diseño del espacio público creamos un gran espacio conformado por estancia-comedor y que puede ampliarse hasta el family room y el estudio; esto se logró por medio del uso de un par de celosías móviles que transmiten la sensación de un espacio totalmente abierto al abrirlas, ligado e integrado por el gran lambrín de madera que diseñamos a lo largo de todo el departamento y que tiene como función “ocultar” los closets de blancos, el bar, las puertas de la cocina, el baño y el acceso.

Para la decoración del departamento se adquirieron algunas piezas de mobiliario, lámparas, cortinas y tapetes, pero la mayor parte del mobiliario del departamento fue especialmente diseñada y elaborada por Arquitectura en Movimiento y en ellos se utilizaron maderas de wengue, lacas de colores y piedras naturales.

 

Superficie: 320.00 m2

Instalaciones: ARQUITECTURA EN MOVIMIENTO

Mobiliario: ARQUITECTURA EN MOVIMIENTO

Ubicación: HUIXQUILUCAN, EDO, MEX

Fecha: 2008

Fotógrafo: NURIA LAGARDE