En los proyectos que realiza Kababie Arquitectos es muy importante reflejar la identidad del cliente. La arquitectura y el interiorismo del espacio se deben convertir en un espejo de su personalidad y para este departamento en Polanco, el arquitecto Elías Kababie —director de la firma— se concentró en reflejar el carácter del usuario y desarrollar un espacio pensado en las actividades y estilo de vida de un hombre soltero.

 

La zona de la sala y comedor tiene una privilegiada doble altura que se convirtió en el centro del proyecto. El gran ventanal varía la intensidad de luz durante todo el día, haciendo que el espacio se matice de acuerdo con el porcentaje de luz que siempre entra por la ventana. Para la noche lo más destacado son los acentos de cada una de las lámparas que se ubicaron estratégicamente por todo el espacio.

 

Elías seleccionó una paleta de color casi monocromática en la que los acentos de color los dan la naturaleza misma de los materiales logrando un conjunto muy armónico. Hay algunos detalles que sobresalen como el fantástico cuadro en las escaleras, el tapete de piel hecho a mano y el librero de la recámara que está hecho a la medida y necesidades específicas del proyecto. Uno de los muros se dejó sin terminar para dar un alto contraste con un toque tipo industrial.

Cortesía: Eugenia González / PodioMX.com

Fotografía: Allen Vallejo

www.kababiearquitectos.com