Del. Álvaro Obregón, Ciudad de México


El proyecto desiste de conceptos “formales”.

Busca un mundo háptico donde se revalora la relación corpórea / espacial otorgando toda jerarquía a la percepción.

Se enfoca en la articulación de experiencias donde la materialización intenta integrarse a todas las referencias espaciales, a la memoria y a la imaginación, estimulando la construcción de otra figuración de morada. Ideas que obedecen un principio operativo y una estrategia de diseño que otorga distintos significados, poniendo en juego las dimensiones psicológicas y abriendo la posibilidad de vincularse con el poder que tiene la asociación intuitiva entre todas las partes del proyecto.Alexandro Velázquez Arquitecto.

Los paralelismos entre efectos y causa se evocan por la multiplicidad sensorial que toda arquitectura debería obligarse a proveer, instrumentos que relacionan el tiempo y el espacio.

La casa se dinamiza separando las funciones en volúmenes aislados, operando en una correlación de partes que se ligan por la libertad conferida a las circulaciones, éstas confinadas y agrupadas en un elemento central en cuya hermeticidad se fugan las vistas hacia el horizonte a través de una gran oquedad que escinde el núcleo.

La vegetación agudiza los sentidos ya que en un acto consciente recorre y penetra la casa desdoblándose por la depresión existente en la parte central del terreno. Antes, se provoca una “desintoxicación” con una barrera de árboles que aísla la calle de toda presencia hacia el interior. Los vacíos generan prolongaciones horizontales y verticales desafiando la escala y proporción en función de lo verdaderamente importante: el cuerpo humano.

Afrontando las nuevas cuestiones ecológicas y asumiendo toda responsabilidad, al proyecto incorporamos estrategias bioclimáticas que permitieron un ahorro energético.

Con ello se optimizó la energía solar y se evitaron pérdidas de calor logrando un equilibrio entre el calentamiento y enfriamiento alcanzando altos rangos de confort. Tanto las posiciones como las dimensiones volumétricas se fueron acoplando a estos análisis, evaluaciones y resultados, incluso, con base en los ángulos máximos y mínimos de la incidencia solar correspondientes a cada estación del año, se definieron los rangos para las aperturas en cada vano. El desplazamiento de algunos cuerpos obedece al cálculo de temperaturas horarias y rango de bienestar, sobre todo para el invierno. De aquí se generan los patios y terrazas superiores, desplazamientos que otorgan otro beneficio al evitar ser invasivos sobre las colindancias laterales traseras liberando espacio entre medianeras.

  • Ubicación: Calle Penélope no. 47 Col. Lomas Axomiatla Del. Álvaro Obregón CDMX.
  • Cliente: Particular A.C.
  • Proyecto Arquitectónico: Alexandro Velázquez M.
  • Colaboradores: Daniel Bautista del Carmen, Fernando Vera, Everardo Jiménez.
  • Consultoría en eficiencia energética: INHAB
  • Colaboradores: Arq. Marisa Egea B., Arq. Alejandro Herrera.
  • Superficie de terreno: 300 m2
  • Superficie construida: 280 m2
  • Área libre: 90m2
  • Fotografía: Onnis Luque.
  • Fecha realización: 2014-2016
  • Dirección de obra: AV.
  • Cálculo estructural: Jorge Caballero.
  • Instalaciones IE, IHS: AV.
  • Diseño de Iluminación: AV.
  • Proveedores: Comex, Luminarias Construlita, Grifería Helvex