Al proyecto de la Casa Natalia puede decírsele el resumen de las políticas de Agraz Arquitectos ya que reúne las condiciones para una solución acorde a las características representativas de la firma.

 

Se trata de un terreno con óptima orientación, norte-sur, sobre el cual se diseñó un solo volumen que lo recorre longitudinalmente, y al que se le anexa un brazo que lo estabiliza y que posteriormente viene a adueñarse del programa. De tal forma, se inicia nuevamente por sacar a los automóviles de la escena arquitectónica, ubicándolos en una planta subterránea, lo cual optimiza el aprovechamiento del metraje en superficie.

34

Es con esta concepción que, por una parte volvemos al recurso de bajar medio nivel el sótano y subir medio nivel la casa, lo cual genera una cochera en sótano adjunta a  cuarto de servicio, áreas de lavandería y equipos (hidroneumático y control climático). De aquí se desprende la escalera que, revestida con los mismos terminados del resto de la casa y alejada de un ambiente de cocheras, comunica los tres niveles del proyecto. Y como en otros programas de la firma, su primer tramo lleva al punto de entrada al que se llegaría por la puerta principal, el cual, separado de la entrada de los vehículos, cuenta a su vez con una plaza que diluye la frontera entre el espacio urbano y el arquitectónico.

30

Una vez dentro en esta primera planta, se llega al espacio de sala comedor donde en su prolongación, se da un estar familiar de mayor intimidad y una terraza contemplada para ser el lugar social idóneo ya que permite una inclusión con los otros espacios –fusionarlos o separarlos según la ocasión- y un acceso directo desde el exterior de la casa.La cocina, en esta ocasión, es prácticamente el centro de gravedad del proyecto: da servicio al comedor y queda a la mano de la terraza. En tanto que un medio baño, se encuentra a la suficiente distancia para permitir al usuario una cómoda privacidad de uso. Y como complemento de esta planta, un family room con baño completo que en esta etapa hace las veces de recámara de visitas pero que está contemplado por los dueños de la casa –pese a su actual juventud- como probable punto para instalarse en un futuro.

15

Siendo una familia configurada por una pareja con una hija única en edad universitaria, el programa de la planta superior es en ese sentido, distinto a otros. Contempla solamente dos recámaras de dimensiones atípicas en cuanto a su generosidad espacial, un estudio de lectura y gimnasio con cuarto de blancos y servicios, optimizando y adecuando el moderado metraje del terreno a las requisiciones familiares. Las circulaciones verticales que conjuntan ambas plantas, están contenidas en el brazo que fue añadido para ello al bloque central y están revestidas, interna y externamente, por celosías diseñadas por el artista plástico Adrián Guerrero. Con la función de controlar en algunos casos la luz solar y en otros la privacidad, crean un juego de llenos y vacíos donde el metal y la madera dialogan con el cristal.

26

La Casa Natalia, un solo volumen con un brazo que lo estabiliza en el terreno y que al final se apropia del programa, transformando la intersección en un vestíbulo que de nueva vez, lleva el espacio arquitectónico al urbano, y el urbano al arquitectónico. Una pieza de arquitectura que busca relacionarse con los anhelos cotidianos y las tradiciones, existentes y por existir, de esta familia que la ha hecho suya.

Texto: Ana Guerrero Santos

Ubicación: Fraccionamiento el Secreto, Guadalajara, Jalisco

Fecha: Proyecto: 2009 / Obra: 2010

Autores: Agraz Arquitectos SC. / Ricardo Agraz

Colaboradores:

Erick Martinez

Jessica Magaña

Javier Gutiérrez

Javier Aguirre

Israel Picos

Gabriela Villarreal

Juan Antonio Jaime

Construcción: Ing. Juan Carlos Sáinz

Arte: Adrián Guerrero

Diseño Industrial: Cubo 3 / Hector Navarro

Fotografía: Mito Covarrubias

Metraje

Área terreno: 642m2

Área construida: 565m2

Carpintería: Edmundo Ochoa / Esteban Gutiérrez

Aluminio: Juan Alvarez

Iluminación: Construlita / Sergio Talancón

Sanitarios: Zenth

Piedra & Mármol: Ignacio Verduzco

Cocina: Cocinas Carola / Otoniel Barajas

agrazarquitectos.com