La Biblioteca Jaime García Terrés se localiza en una de las crujías del patio norponiente del antiguo edificio de la Ciudadela en la Ciudad de México. El espacio, de planta rectangular, tiene un área aproximada de 170m2 y 6.30mts de altura.

 

La intervención oscila entre la idea de una biblioteca comprehensiva y totalizadora, donde los libros se constituyen como la imagen de la misma, y otras de carácter más íntimo y personal, donde hay un énfasis en el espacio. Desde el inicio, pensamos en el proyecto como una serie de objetos/piezas, que por su escala, peso y presencia, pudieran tener un diálogo tanto con los libros de la colección como con el edificio histórico.

Jaime-Navarro-6

El proyecto esta desarrollado como una charola que ocupa la parte central de la crujía, separada de los extremos y sobre la cual se desplantan todos los elementos del proyecto. Esta charola se manifiesta como piso y lambrín de madera que sube hasta los 5.10 metros de altura. La biblioteca cuenta con aproximadamente 450 metros lineales de repisa para los más de 18 mil volúmenes que componen la biblioteca. Los libreros laterales están montados a los lambrines de madera y separados del piso 40 cm. Estos libreros, organizan sus repisas con distancias verticales variables de tal manera que no existe continuidad horizontal entre los mismos. En la parte posterior de los libreros existe un espacio que se ilumina de manera indirecta desde su parte trasera, otorgándole a los libros una percepción de independencia respecto al librero.

Jaime-Navarro-4

Tanto piso, lambrines como libreros estan modulados de forma aleatoria en 60, 90 y 120cm, dando una continuidad entre elementos horizontales y verticales. En el espacio central se organizan libreros bajos, vitrinas, sillones y mesas para lectura. En el extremo poniente de la crujía, se desplanta un ‘cubo de lectura’ que permite otro tipo de lectura más íntima, con una reproducción de la mesa en la que trabajaba Don Jaime García Terrés así como cajones para resguardar su archivo personal. Para controlar el ingreso de la luz directa, se propone un plafón a manera de caja suspendida del techo, una especie de librero vacio que matiza la luz a través de una serie de parteluces modulados de la misma forma que el resto de los libreros. Es de este plafón de donde se ilumina también artificialmente el espacio mediante un riel y luminarias que bañan los libreros de manera diagonal e iluminan los espacios de lectura y trabajo.

Jaime-Navarro-1

El proyecto incluye una intervención artística a cargo de la artista Perla Krauze. La pieza titulada “Tiempo suspendido” está compuesta por aproximadamente 330 piedras de resina de distintos tamaños y colores, las cuales están suspendidas desde el plafón. Por las características de las piedras, la pieza se percibe como una nube de luz con brillos y reflejos que cambian de acuerdo a la iluminación interior de la biblioteca contrastando con las racionalidad ortogonal del resto de los elementos del proyecto. El proyecto busca honrar y reconocer la amplitud intelectual, editorial y creativa de Jaime García Terrés en un espacio sereno y elegante para la lectura y el estudio.

Ubicación:

Plaza Ciudadela no. 5

Col. Centro

Delegación Cuauhtémoc

C.P. 06040

Ciudad de México

Fecha de término: Noviembre 2012

Proyecto arquitectónico: arquitectura 911sc

Saidee Springall del Villar (Mexico, 1968)

Jose Castillo Oléa (México, 1969)

Equipo de Diseño: Ricardo García Santender, Calíope Hernández,

Carlos Ledezma, Tania Guerrero

Constructora: Sackbe

Estructura: Izquierdo Ing. y Asociados

Instalaciones: DIIN, Ing. Gustavo Nieto

Iluminación: Artenluz

Museografía: Margen Rojo

Intervención Plástica: “Tiempo suspendido”: Perla Krauze

Cliente: CONACULTA

Área total: 170 m2

Fotografía: Jaime Navarro navarromaldo@laneta.apc.org

Moritz Bernoully moritz@bernoully.com

Contacto: Jimena Ponce de León González

jimena@arq911.com

www.arq911.com