Zapopan, Jalisco. México.

Con el fin de comprender plenamente esta casa, situada en un fraccionamiento privado en Zapopan, Jalisco, es de suma importancia reconocer la doble estrategia inscrita en su núcleo.

Por un lado, como su nombre indica, esta casa surge de la convicción de incorporar a su esquema arquitectónico un magnífico árbol viejo que preexistía en la obra. Este árbol se convertirá en el contrapunto visual para el jardín y las actividades sociales de sus habitantes. Por otro lado, un aspecto igualmente importante, lo que también contribuyó a determinar el carácter de la casa es su emplazamiento distintivo.

Aunque, por lo general tendemos a entender el emplazamiento de un proyecto como una cuestión sobre qué parte de un sitio determinado es elegido para construir, en este caso particular, la decisión tuvo que ver con una preocupación vertical, en lugar de una horizontal. En este sentido, una clave para entender el proyecto es darse cuenta de que su planta baja no está a nivel de la calle, sino un nivel por encima de ella.

Esta solución ofrece dos consecuencias notables: en primer lugar, la mayor parte del ruido que viene de los coches se elimina, y en segundo lugar, y más importante, en lugar de mirar directamente a la calle, todos los puntos de vista de la casa en planta baja miran hacia las copas de los árboles de los alrededores, en cierto modo, borrando su contexto urbano.

Es por esto que la casa se las arregla para distanciarse de la parte exterior y por lo tanto mira hacia el interior, hacia su maravilloso jardín. Gracias a su esquema abierto y ventanas cuidadosamente elegidas, la planta baja, que consiste en una sucesión limpia de los espacios claros y armoniosos, se abre completamente hacia los jardines principales y secundarios, estableciendo un diálogo interesante e interminable entre la belleza del exterior y la claridad del interior.

Este proyecto logra ésto de tal manera que en lugar de tener una casa independiente desde el jardín, es posible decir que esta casa vive a través del jardín, así como, que este jardín participa en la vida de la casa.

Más allá de la relación especial que encontramos entre el exterior y el interior, es importante destacar que el esquema interior de la casa es muy sencillo: el sótano (a nivel de la calle) alberga el garaje y bodegas; la planta baja está dedicada por completo a las actividades sociales de sus habitantes; y el segundo piso tiene capacidad para las dormitorios privados de los habitantes.

La aparente simplicidad del diseño habla del orden bien establecido que subyace en el espíritu abierto del proyecto. Por último, esta casa nos recuerda algo que olvidamos fácilmente, y es que el jardín debe ser tan importante como la casa, pues como John Hejduk ha escrito “la hermana de una casa es su jardín”.

Texto por Juan López Vergara

  • Ubicación:
  • Fraccionamiento Puerta de Hierro
  • Zapopan, Jalisco, México
  • Fecha Proyecto: 2012
  • Fecha Obra: 2014
  • Autores: Agraz Arquitectos SC. / Ricardo Agraz
  • Gerente de proyecto: Brenda Barrón
  • Colaboradores:
  • Miguel Sánchez
  • Juan Antonio Jaime
  • Miguel Sánchez
  • Javier H. Aguirre
  • Leticia Macias
  • Humberto Dueñas
  • Blanca Moreno
  • Marc Steven Fernández
  • Erick Martínez
  • Gabriela Villarreal
  • Javier Gutiérrez
  • Gabriel Gómez
  • Alejandra Naranjo
  • Fernanda Palma
  • Raúl Estrada
  • Oscar Aguirre
  • Construcción: Ing. Rubén Álvarez Alfaro
  • Fotografía: Mito Covarrubias
  • Renders: RM3 Studio
  • Área terreno: 2023.87 m2
  • Área construida: 1050 m2
  • WEB: agrazarquitectos.com