Arquitectos mexicanos de obras en Michoacán, Estado de México y Ciudad de México fueron reconocidos en el certamen de la revista canadiense de diseño y arquitectura Azure.

En este concurso participaron 997 arquitectos y diseñadores de 46 países de los cuales 64 fueron finalistas en diferentes categorías, incluyendo tres firmas mexicanas: Taller Héctor Barroso, Esrawe Studio y Origen 19º 41’53”N.

En la categoría Arquitectura Residencial Unifamiliar, ganó el Taller Héctor Barroso con el proyecto Entrepinos, un conjunto de cinco viviendas de descanso en medio del bosque de Valle de Bravo, en el Estado de México, en donde se utilizaron materiales de la región, como tabique, madera y tierra.

La misma tierra del sitio que se escarbó se utilizó como acabado en todos los muros. Así “la arquitectura emerge del lugar”, dicen sus arquitectos, quienes no pudieron estar presentes en la premiación que se realizó el pasado fin de semana en Toronto.

Otro proyecto mexicano ganador fue El Califa, de Esrawe Studio, en la categoría de Arquitectura Interior Comercial e Institucional. El diseño de los muros de este edificio que alberga la conocida taquería en la Ciudad de México, se basa en la figura geométrica de la tortilla.

La otra firma finalista en estos premios Azure fue Origen 19º 41′ 53”N de los arquitectos Omar y Hugo González Pérez, originarios de la Ciudad de México, pero que radican desde hace varios años en Morelia, Michoacán.

Ellos concursaron con un edificio construido en Uruapan como refugio para mujeres víctimas de violencia. La obra duró un año en edificarse y está en proceso de preparación para su apertura.

Sobre la base de que “habitar una pieza de arquitectura es vivir una experiencia sensorial y espiritual que toca el alma y emociona”, los hermanos González Pérez vinieron a presentar su proyecto frente a arquitectos y diseñadores de diferentes partes del mundo.