Si eres de los que se quiere unir a la tendencia de la arquitectura sustentable, sigue leyendo.

Optimizar los recursos naturales y sistemas de edificación; estos son los principios la arquitectura sustentable dónde se incluye la consideración de las condiciones climáticas, hidrográficas y los ecosistemas del entorno en los que se construyen los inmuebles para obtener el máximo rendimiento.

Pacas de paja

Un antiguo material de construcción parece voolver a los titulares. Nuevas investigaciones y técnicas lo hacen un material seguro que se usa para crear muros cuando se colocan dentro de un marco. Así, reemplaza materiales como concreto, madera, yeso, fibra de vidrio o piedra.

Al sellarse adecuadamente, las pacas de paja proporcionan naturalmente niveles altos de aislamiento para climas cálidos o fríos.

Concrepasto / Grasscrete

El pasto seco es un método para colocar pisos de concreto, pasillos, aceras y entradas de vehículos de tal manera que se crean patrones que permiten el crecimiento de pasto u otra flora.

Si bien esto proporciona el beneficio de reducir el uso de concreto en general, también hay otra ventaja importante: mejor absorción y drenaje de aguas pluviales.

HempCrete / concrecáñamo

Similar al concreto, este material es creado a partir de fibras internas del cáñamo. Su mayo ventaja es su facilidad para transportarse por su peso ligero

Bambú

Lo que hace que el bambú sea un material de construcción tan prometedor para los edificios modernos es su combinación de resistencia a la tracción, peso ligero y naturaleza renovable de rápido crecimiento. Además, es una alternativa a la construcción de concreto y varillas de refuerzo, especialmente en áreas de difícil acceso.

El desarrollo sustentable tiene que ver con lo social, económico y con el medio ambiente. En lo que va del Siglo XXI, la tendencia en la Arquitectura se direcciona a proyectos amables con el ambiente; sin embargo, la Arquitectura por sí sola no puede resolver los problemas ambientales del mundo, pero puede contribuir de una manera significativa.

En México existe cierta consciencia de arquitectura bioclimática o sustentable, pero aún no se lleva a cabo de manera masiva. Sólo en algunos lugares de la República han lanzado megaproyectos sustentables, como por ejemplo: en Yucatán, Jalisco, Chiapas, y otros.